La Corporación Con-Vivamos durante sus 28 años ha desarrollado diferentes que describen su nivel de crecimiento y desarrollo en el proceso de acompañamiento de la organización comunitaria en la ciudad de Medellín, a continuación, se detallan las etapas.   

Etapa 1: Motivación a la organización Comunitaria a escala Barrial1990 -1991:

·La recuperación del espacio público como espacios de socialización y encuentro de la comunidad.

·El fortalecimiento de la organización comunitaria en el barrio. Aportando a la creación de grupos deportivos y culturales. 

·El reconocimiento de la Corporación como entidad comunitaria dentro del territorio como entidad impulsora de proceso de convivencia social y de Derechos humanos.

Etapa 2: sensibilización de la organización comunitaria a escala comunal. 1992 – 1994:

·El posicionamiento de una apuesta de paz y convivencia en la zona nor-oriental.

·Impulso de la organización comunitaria en la Comuna Uno. 

·La reflexión pedagógica de enseñanza desde la realidad en la Comuna Uno. 

·La constitución de asociaciones de grupos juveniles para el apoyo de la comunidad. 

·La interlocución de las lideresas y los líderes comunitarios con el Estado en necesidades específicas.

Etapa 3: Fortalecimiento de la organización comunitaria en la ciudad de Medellín. 2002 – 2004: 

·Creación y posicionamiento de la red comunitaria conformada por 20 organizaciones en la ciudad de Medellín. 

·La elección de líderes y lideresas en representación de sectores comunitarios para las juntas comunales y las juntas administradoras locales de la ciudad. 

·Presentación de proyectos construidos de manera participativa en el escenario del presupuesto participativo y el apoyo presupuestal para la Zona Nororiental en el Plan de Desarrollo de la ciudad. 

·La articulación con procesos y redes populares en la ciudad de Medellín y el país. 

·La participación en el posicionamiento de una apuesta civilista y en contra de la guerra en la ciudad y el país. 

·La participación en los diversos movimientos sociales locales y nacionales en defensa de la paz y los derechos humanos.

Etapa 4: Promoción de la identidad popular en el movimiento social y político de la ciudad de Medellín 2005-2007:

 ·La interacción de Con-Vivamos con trabajo comunitario en 45 barrios; en la Comuna Uno en los 19 barrios, en la Comuna Dos en 4 barrios, en la Comuna Tres en 15 barrios y en la Comuna Cuatro en 7 barrios.

 ·Afianzamiento de los vínculos con líderes, lideresas y organizaciones de los sectores populares de la ciudad. 

·El fortalecimiento de experiencias de planeación y gestión del desarrollo local, en alianza con organizaciones sociales y la Secretaria de Planeación de la Alcaldía de Medellín.

·La capacidad argumentativa que personas de las organizaciones comunitarias y sociales que les permite participar de las movilizaciones sociales, reivindicar derechos colectivos y hacer promoción de la identidad popular en el movimiento social y político de la ciudad de Medellín. 

·La transformación de la mirada diagnóstica que tenían y exponían tanto el gobierno nacional como el local y las EPM a cerca de la situación de las familias desconectadas de los servicios públicos domiciliarios. Producto de estos se generan alternativas para la población en condición de desconexión de los servicios de agua, luz y teléfonos.

·La participación y articulación de los diferentes sectores de la ciudad en torno a la búsqueda de solución a la problemática de desconexión de los servicios públicos domiciliarios.

·La amplia participación de las organizaciones comunitarias en la definición y ejecución de los proyectos del Presupuesto Participativo, movilizando recursos superiores a 3.5 millones de pesos.

·La participación con propuestas para los cambios en enfoques en la planeación del desarrollo local 

·La promoción de los circuitos económicos solidarios, la promoción de la cultura solidaria, el apoyo a iniciativas de comercio justo y mercado orgánico

Etapa 5: “Desarrollo local y derecho a la participación democrática de las organizaciones sociales y comunitarias de los sectores populares de Medellín” 2008 – 2010 

  • Fortalecimiento de la organización comunitaria que se expresa en la integración de 18 procesos comunitarios.
  • Fortalecimiento de procesos organizativos de niños, niñas, jóvenes, mujeres en diferentes comunas de la ciudad, con proyección y presentación espacios de nacionales e internacionales.
  • Líderes y lideresas acompañadas consiguen asiento y representación en Juntas de Acción Comunal, Juntas Administradoras Locales.
  • Realización del Diplomados de Servicios Públicos Domiciliarios y Pensamiento Solidario en coordinación organizaciones del sector solidario y la Universidad Nacional.
  • Se pone en marcha una propuesta pedagógica para prevenir el abuso y la explotación sexual, construida en conjunto con otras organizaciones.
  • Se formula de los Planes de Desarrollo Local en las Comunas 1 y 2 de Medellín. Igualmente, se reconoció como logro la participación e incidencia política en el proceso de adopción de la política pública de Planeación local y Presupuesto Participativo por parte del gobierno municipal,

Etapa 7: “PROGRAMA PARA EL FORTALECIMIENTO COMUNITARIO, EL DESARROLLO LOCAL, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA VIDA DIGNA (2011-2013);

  • Se cualifica y articulan liderazgos individuales y colectivos con capacidad de movilizar la ciudadanía e intervenir con poder en los asuntos que los afectan.
  • Se profundizar el protagonismo y empoderamiento de los actores sociales contribuyendo a la construcción de propuestas de convivencia y desarrollo con las comunidades e interactuando con la institucionalidad pública. 
  • Se consolidar los procesos organizativos, en procura de reducir la fragmentación de organizaciones y procesos comunitarios,
  • Se fortalece su articulación alrededor de propósitos comunes y acumular fuerzas para incursionar con mayor efectividad en la incidencia política.

Para las siguientes etapas, La Corporación Con-Vivamos, entra en una fase de transición; que le permite reflexionar entorno a su papel y el lugar en la sociedad y específicamente en los procesos de transformación social. Este proceso de transición implico desarrollar la estrategia basada en líneas estratégica de este proceso se destaca. 

En el 2014, Con-vivamos logra incidir en el posicionamiento de temáticas y puntos de vista críticos frente a la defensa del territorio y la vivencia de los derechos humanos, tanto en medios de comunicación comunitaria, como en medios masivos. Esto representa un mayor reconocimiento de las propuestas comunitarias en algunos campos de la agenda política de la ciudad, especialmente en lo referido a planeación urbana y ordenamiento territorial, auditoría social de derechos, antimilitarismo y objeción de conciencia.

En el contexto de discusión política del Plan de Ordenamiento Territorial de Medellín, se constituyó un espacio de confluencia nombrado Diálogos Campo Ciudad que articula a 23 organizaciones que representan los sectores comunitarios, académicos, cooperativas, ONGs, procesos de unidad de mujeres, grupos de base y organizaciones del sector artístico y cultural. Con la intención de ser un ejercicio de conversación abierta por el Derecho a la Ciudad, planteando la importancia de cruzar el Campo y la Ciudad, desde los territorios urbanos y rurales.

Como logro importante de este proceso se resalta haber avanzado en convergencias y consensos sobre la compresión del derecho a la ciudad, así como la definición de estrategias conjuntas para la incidencia y la movilización política. La propuesta de “Diálogos Campo Ciudad” compila las propuestas políticas del movimiento social hacia el POT, en las que se manifiesta que hay nuevas agendas para la ciudadanía y para la ciudad, que trascienden y confrontan la visión hegemónica de desarrollo político y económico promovida por la administración municipal y los actores privados de la ciudad. La constitución del espacio de “Diálogos campo Ciudad” en torno al Derecho a la ciudad y al territorio, posibilitó la generación de propuestas desde diferentes actores sociales y comunitarios, planteando la necesidad de que las comunidades tuvieran mayor participación e incidencia en la discusión y toma de decisiones frente al POT.

Como logro importante, se resalta la incorporación en el debate público de diferentes propuestas en el marco de la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT):

• Para el área rural de la ciudad: el reconocimiento del territorio rural campesino, dos que se tuvieran en cuenta la unidad de planificación rural campesina y tres, la compensación por servicios ambientales.

• Para las periferias de la ciudad: se propone el mejoramiento integral de Barrios – MIB-

• Protección y derecho a moradores

• Beneficio de la plusvalía a favor de los sectores populares, es decir que los beneficios por los usos del suelo.

Estos aspectos están contenidos en la propuesta de agenda política que preparan las organizaciones articuladas en la plataforma diálogos campo ciudad, para presentarla como proyecto de acuerdo en el Concejo de la Ciudad.

En el 2015, La Corporación Con-Vivamos, desde la estrategia de defensa y transformación social del territorio “impulso la creación y el fortalecimiento de la organización comunitaria de base, por medio de propuestas de veeduría, movilización e incidencia política que permitan el cumplimiento de los derechos adquiridos, la defensa del territorio y garantice a vida digna de los habitantes de los sectores empobrecidos de la ciudad de Medellín”. Esta estrategia está soportada en la implementación de dos proyectos de cooperación política internacional: (1) Misereor. Proyecto “Ampliación de las capacidades de resistencia, negociación e incidencia de las y los pobladores de la periferia para la defensa del territorio (2014-2016)”, (2) Oxfam Intermon / Ayuntamiento de Barcelona. Proyecto Fortalecimiento de los procesos populares de veeduría, fiscalización e incidencia efectiva en la ciudad de Medellín.

Se realizo la construcción de herramientas pedagógicas con individuos y colectivos que, a través de la educación popular para su transformación sociocultural, el reconocimiento de la identidad popular y la apropiación y defensa del territorio”. Se tienen como enfoques conceptuales: la educación popular, la perspectiva de género, lo psicosocial, los derechos Humanos, la Cultura Viva Comunitaria y la lúdica.

Fue destacable la campaña Sin Discreción Contra la Militarización de la Vida, como una propuesta que nace de las y los jóvenes que participan en la plataforma Colombiana por el Protagonismo de NNJ y organizaciones populares, donde a partir de la implementación de una campaña a nivel nacional que articulara diferentes sectores y tendencias juveniles del país, se permita la realización de acciones y denuncias de las situaciones militaristas y de control armado que se viven hoy en el país; esta campaña se ha venido desplegando por medio de recorridos territoriales, conversatorios, acciones muralistas, ADNV Acción Directa No Violenta), participación y difusión en medios de comunicación, escenarios de control y debate, entre otros.

También se avanzó en la  potenciación de las capacidades de las mujeres en cuanto a la gestión de organizaciones comunitarias, redes y articulaciones, lo mismo que en su actoría política; para la incidencia, desde el proyecto, se puso en marcha la Escuela Feminista Popular que se desarrolla a través de tres niveles de participación: un nivel básico “Reconociendo mis alas de mujer”, un nivel intermedio “Tejiendo o abrazando la vida comunitaria con mis alas de mujer”, y un nivel intensivo “Con mis alas de mujer puedo volar” o también llamado “Cuando las mujeres tienen alas”.

Compártenos tu opinión