El Protocolo de Prevención contra el Reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas y adolescentes por parte de grupos armados, es una de las acciones que realiza la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Alcaldía de Medellín, para la prevención, protección y restablecimiento de los derechos de la niñez en contextos de violencia urbana.

Es una estrategia que permite a las comunidades vulnerables en contextos de empobrecimiento y exclusión urbana, y a las organizaciones que acompañamos procesos comunitarios y populares, contar con mecanismos institucionales que facilitan la acción de protección de niños, niñas y adolescentes que participan o son cercanos a los procesos sociales y comunitarios que se desarrollan en los territorios.

Conversamos con Carlos Arcila Subsecretario de Derechos Humanos de la Alcaldía de Medellín, que nos cuenta cómo surgió, en qué consiste y cómo podemos activarlo.

Compártenos tu opinión