Desde el pasado 5 de agosto, y hasta el 16 de agosto, la Alcaldía de Medellín implementa el Plan de Acción Integral en la Comuna 2 – Santa Cruz, como parte de las medidas del Estado de Cuidado Total, con el que busca llevar la oferta institucional al territorio, y fortalecer acciones de autocuidado, prevención y atención a la comunidad, para evitar la propagación del Covid-19.

Dentro de este Plan de Acción Integral, la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos habilitó seis puntos estratégicos que funcionan de lunes a jueves, entre 8:00 a.m. y 5:00 p.m, con profesionales psicosociales y de salud dispuestos para brindar orientación a los ciudadanos.

Así mismo, se entregarán 349 paquetes alimentarios a población víctima del conflicto armado y personas mayores, y 743 bonos de mercado por valor de $50.000 (donados por la Fundación Santo Domingo), redimibles en tiendas D1, a beneficiarios identificados en la plataforma Medellín Me Cuida.

Por su parte, la Secretaría de Salud realiza jornadas de inspección, vigilancia y control a tiendas, supermercados y restaurantes, así como acompañamiento a personas diagnosticadas con Covid-19 y sus redes de contacto. En los barrios más afectados por el Covid-19 se instalaron puntos de desinfección, donde la Secretaría de Salud brinda asesoría frente acciones de prevención, acompañada de la entrega de tapabocas y alcohol glicerinado.

En el territorio también han desplegado acciones el Inder, con una oferta para promover la actividad física y hábitos de vida saludable; la Unidad de Niñez, que realiza recorridos con acciones pedagógicas dirigidas a la infancia y adolescencia; y la Secretaría de Cultura, que desarrolla estrategias con la participación de artistas, con el fin de concientizar sobre el uso del tapabocas, el distanciamiento social y la protección especial a las personas mayores.

Según cifras de la Alcaldía de Medellín, la Comuna 2 Santa Cruz registró, hasta este 8 de agosto, 219 casos activos de Covid-19, siendo una de las diez comunas con más número de contagios en la ciudad. Sin embargo, es importante anotar que, por sus condiciones socioeconómicas, este territorio ha sido uno de los más afectados desde el inicio de la pandemia.

Por ejemplo, entre finales de mayo y principios de junio el barrio El Sinaí de esta comuna vivió un fuerte brote de contagio, que llevó a la administración municipal a tomar medidas como aislar completamente a sus habitantes. La medida, que incluyó la militarización del territorio y la imposibilidad de sus habitantes, en su mayoría trabajadores informales, para salir a buscar su sustento, puso de presente la necesidad de implementar medidas para contener el Covid-19 que contemplen la atención integral.

“La situación de El Sinaí, sirve para reiterar la importancia de actuar de manera preventiva y focalizando la acción pública en garantizar las necesidades básicas para la subsistencia, y en desplegar acciones diferenciales y adecuadas en los barrios con mayores niveles de vulnerabilidad”, expresó en su momento la Alianza de organizaciones de la Zona Nororiental.

Hasta el momento, en la comuna funciona un Puesto de Mando Unificado, donde se hacen dos reuniones diarias, en la mañana y la tarde, con participación del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd), las secretarías de Seguridad y Convivencia, Salud, Participación Ciudadana, Cultura e Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, así como el Inder y representantes de las JAL, las JAC y el Cabildo Mayor.

Compártenos tu opinión