¡Somos como plantas, necesitamos cuidados para florecer! Pero a veces la rutina, el trabajo, la carga doméstica o académica, pueden envolvernos en un círculo que nos dificulta encontrar ese respiro o espacio personal para dedicarnos a nuestro cuidado.

Acá te contamos algunas cosas que pueden servirte para mejorar tu bienestar:

Compártenos tu opinión