“Al frente del colegio de mi hija se hacía un señor que se masturbaba cada vez que las jóvenes salían, y nadie se atrevía a decir nada por miedo a un escándalo”.

“Una vez fui violentada al subirme a una buseta, cuando un borracho se sentó a mi lado y empezó a tocarme”.

Estos son algunos de los testimonios de acoso callejero que mujeres de la Comuna 1 de Medellín han dado a conocer en el marco de las actividades desarrolladas por el proyecto Espacios Públicos Seguros para las Mujeres y las Niñas, que implementa la Secretaría de las Mujeres de la Alcaldía de Medellín.

“El acoso callejero y la violencia sexual hacen parte de un problema social que se presenta de manera reiterada y en diversidad de espacios como es la violencia hacia las mujeres, y particularmente en el espacio público; este problema limita la libertad de las mujeres, las hace sentir incómodas, intranquilas, y limita su disfrute a la ciudad”, manifestó la secretaria de las Mujeres Juliana Martínez Londoño.

Es por esta razón que la Alcaldía de Medellín, a través del proyecto Espacios Públicos Seguros, sensibiliza este año a 4.500 personas en toda la ciudad sobre esta problemática social, con el fin de garantizar que mujeres y niñas disfruten libremente los espacios públicos y vivan a una vida libre de violencias.

Este proyecto hace parte de la iniciativa Ciudades Seguras, programa Global de ONU Mujeres, al que Medellín ingresó en el año 2015. Desde entonces se han realizado líneas base que mostraron la percepción de seguridad en relación con el acoso y la violencia sexual contra las mujeres y las niñas en el espacio público.

Con estos resultados se inició la implementación en las comunas: 2 Santa Cruz, 3 Manrique, 8 Villa Hermosa, 10 La Candelaria y 70 corregimiento Altavista.  En el 2019 se realizó la línea base de la comuna 1 Popular que fue priorizada por la comunidad, y este año inició allí la implementación en la que 614 personas, entre niñas, niños, adolescentes, mujeres adultas y hombres, se han beneficiado de actividades, talleres de cocreación y sensibilización, ferias, caravanas, y acciones de movilización social.

En estos encuentros las participantes han identificado que las zonas más inseguras o donde las mujeres sufren con mayor frecuencia algunas formas de acoso sexual son, de manera general, estaciones del sistema de transporte Metro, buses y sus paraderos, parques, discotecas, afueras de colegios, calles poco iluminadas, entre otros. 

Además, cabe recordar que según el informe Hablemos en voz alta sobre el acoso y las violencias sexuales en los espacios públicos y privados contra las mujeres y las niñas en la Comuna 1 – Popular de Medellín, por medio del cual se levantó en 2019 una línea base, las mujeres consideran que la comuna es insegura, entre otras razones, por la falta de atención efectiva por parte de las autoridades y por las altas cifras de violencia sexual contra las mujeres.

Así pues, según la secretaria de las Mujeres de Medellín, Juliana Martínez Londoño, “si bien lo que busca el proyecto es trabajar focalizadamente el asunto del acoso y la violencia sexual en el espacio público, que es un tema que aún no tiene algunas claridades normativas, es importante decir que hay también una conexión con una visión más amplia de seguridad y con la garantía de los derechos de las mujeres”.

Hasta el momento el proyecto ha sensibilizado a 2797 personas en toda la ciudad, y tiene como meta capacitar a 500 conductores de transporte público antes de finalizar el año, así como a personal que labora en el Metro y miembros de la Fuerza Pública. En el 2021 esta iniciativa seguirá generando espacios de formación en equidad de género y prevención de la violencia sexual y el acoso callejero.

Compártenos tu opinión