Los niños, niñas y adolescentes quieren estar en lugares donde nadie los utilice para involucrarse en acciones ilícitas, como llevar droga o hacer campaneo, por ejemplo. Los escenarios públicos de libre esparcimiento se convierten en uno de los factores de riesgo del reclutamiento forzado, uso y utilización de nuestros adolescentes, niños y niñas.


¿Cómo le hacemos frente? Conoce el trabajo de Convivamos como agentes protectores. Pon tus sentidos al cuidado de la vida de la niñez y la adolescencia, ayuda a tejer redes de protección.

Una producción de la Corporación Con-Vivamos, en el marco del proyecto «Mis Derechos Se Protegen», ganador de la convocatoria Medellín Palpita desde sus Territorios, de la Secretaría de Comunicaciones – Alcaldía de Medellín

Compártenos tu opinión