Pronunciamiento público1

El 2 de marzo, el Ministerio de Defensa le comunicó al país que guerrilleros de las disidencias de las FARC habían muerto en un bombardeo en el Guaviare y otros más habían sido capturados, el Comando General de las Fuerzas Militares, añadió un apartado en el que denuncia el reclutamiento forzado de menores de edad, sin hacer mención alguna a que dentro de los abatidos hubiese niñas, niños y jóvenes. Situación que se confirmó siete días después, cuando en una publicación del Tercer Canal realizada por Hollman Morris, luego compartida por el senador Roy Barreras, se afirmó que familiares de una docena de niños desaparecidos en la zona, denunciaron que al parecer había cuatro de ellos en el campamento bombardeado. Trascendió adicionalmente una publicación, en donde se denunciaba que habrían muerto cerca de 14 menores de edad, aunque el Instituto Nacional de Medicina Legal confirmó sólo la de una adolescente de 16 años.

El Ministro de Defensa, Diego Molano frente a lo ocurrido, en medios de comunicación justificó el bombardeo y calificó como “máquinas de guerra” a los menores reclutados por la guerrilla, dijo que “los menores dejan de ser víctimas cuando cometen delitos”, y llegó a afirmar que “desafortunadamente se convierten en criminales”. Frente a esto desde organizaciones sociales que trabajamos con niñas, niños, adolescentes y jóvenes queremos elevar nuestro absoluto rechazo a este tipo de declaraciones, e insistimos en la situación de especial vulnerabilidad en la que se encuentra este grupo etario en contextos de conflicto armado. Es de recordar que, el Secretario General de las Naciones Unidas publicó un informe relacionado con la situación de las niñas y niños en el conflicto armado colombiano, resaltando que las cifras de reclutamiento forzado son alarmantes y que, bajo este panorama, se hace necesario que “los niños, niñas y adolescentes vinculados o anteriormente vinculados a fuerzas y grupos armados deben ser tratados principalmente como víctimas”.

Los hechos cada vez más sistemáticos de las Fuerzas Militares, y que se han convertido en una práctica de guerra como son los bombardeos y otro tipo de ataques aéreos, ponen a niñas, niños y jóvenes en víctimas de las operaciones que ejecutan, las cuales han desconocido los principios básicos de protección, prevención y precaución. Es de recordar que, en el año 2019, ocurrió un hecho similar, cuando fueron asesinados ocho menores de edad -pudieron ser más- luego del bombardeo a un campamento de disidentes de las FARC en San Vicente del Caguán, Caquetá. 

Este tipo de hechos ubica al Estado colombiano como violador de los principios del derecho internacional humanitario al atacar a población civil, generando múltiples daños, entre estos el asesinato de niños y niñas. Consideramos que se desconoce la responsabilidad que tiene el Estado como garante de derechos y sus obligaciones internacionales de proteger la integridad de la población vulnerable, como las de este grupo etario, quienes deben ser reconocidos y tratados como sujetos de derecho y de especial protección. Exigimos al Estado colombiano que proteja y prevenga el reclutamiento forzado de los niños y niñas en el marco de las obligaciones constitucionales, los derechos de las niñas y de los niños son fundamentales y tienen prevalencia de sus derechos sobre los de los demás. El Estado ha adquirido obligaciones internacionales de carácter general de garantía consagradas en diferentes instrumentos internacionales como la Convención de los Derechos del Niño, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El deber de prevención implica que, ante una situación de riesgo de violaciones de derechos humanos -en este caso reclutamiento forzado-, los Estados deben adoptar todas las medidas necesarias para evitar que el riesgo se materialice. 

Atacar y bombardear a niños, niñas y jóvenes no puede convertirse en una práctica recurrente, se requiere avanzar en la salvaguarda de los derechos de la niñez en el país y acabar con el imaginario de que los menores reclutados son “máquinas de guerra”. Exhortamos al gobierno nacional a respetar el derecho a la vida de todos los colombianos, especialmente a esta población que cuenta con protección especial.

Desde la PLATAFORMA COLOMBIANA DE ORGANIZACIONES SOCIALES Y POPULARES POR EL PROTAGONISMO DE NIÑOS, NIÑAS Y JÓVENES (Plataforma Tres Voces):

  • Consideramos que las niñas, niños y jóvenes reclutados son víctimas de la guerra y el Estado debe garantizar su vida y sus derechos
  • Exigimos que pare el asesinato y el reclutamiento de niñas, niños y jóvenes por parte de grupos armados legales e ilegales
  • Requerimos un diálogo con Presidencia de la República para establecer garantías para la vida de la niñez y la juventud
  • Solicitamos a la sociedad ampliar las estrategias de cuidado, prevención y protección de la vida de la niñez y la juventud
  • Hacemos el llamado a los medios de comunicación a escuchar las propuestas de la niñez y la juventud en la defensa de la naturaleza, la vida y la paz
  • Proponemos un diálogo político local y nacional sobre los impactos de la guerra, las violencias estructurales y la pandemia en los derechos de la niñez y la juventud en Colombia

[1] Los acontecimientos que se relatan están soportados en el artículo periodístico publicado por Humanidad Vigente Corporación Jurídica el día sábado 13 de marzo de 2021. https://humanidadvigente.net/bombardeos-una-practica-de-guerra-que-se-ha-vuelto-sistematica-contra-las-ninas-ninos-y-jovenes-en-colombia/

Organizaciones de la Plataforma Tres Voces:

  • Humanidad Vigente Corporación Jurídica
  • Escuela Taller Sur
  • Corporación Vínculos
  • CAPS (centro de atención psicosocial)
  • Benposta Nación de muchachos
  • COALICO
  • Fundación Creciendo Unidos
  • CENSAT agua viva
  • Corporación Amiga Joven
  • Corporación Educativa COMBOS
  • Corporación Con-Vivamos
  • Corporación IFT (investigación y formación para la transformación)
  • Asociación Palco-La Esquina Radio
  • Asociación Red Antorchas
  • Fundación Solidaria la Visitación
  • Asociación FUNSAREP
  • Pensamiento y Acción Social, PAS
  • Fundación CECUCOL (centro cultural comunitario las colinas)
  • COSAJUCA (colectivo socio-ambiental juvenil de Cajamarca)
  • Taller Abierto
  • Taller de Vida
  • SEDEN (servicio de defensa a la niñez)
  • Comisión intereclesial de justicia y paz
  • Circo Momo
  • Promotores Juveniles de Isnos

Terre des hommes Alemania

Compártenos tu opinión