Imagina. (Hipotéticamente) eres joven, sales a protestar, algunos jóvenes como tú usan la acción directa para hacer más evidentes su reclamos sociales, eventualmente la Policía les arroja gases (y otras cosas no tan en línea con los derechos humanos), ¿y luego? ¿Qué queda luego?

No saber cómo organizar ese malestar social puede ser un freno de mano a la hora de trascender a procesos o acciones de incidencia, sea política o de otro tipo (porque hay muchos). Un obstáculo para construir los cambios que queremos.

Nos aliamos con Mutante y diseñamos una baraja de herramientas para consolidar procesos juveniles en ambientes hostiles, compartiendo nuestra amplia experiencia con procesos de organización barriales y comunitarios en Medellín. Fernando Zapata, coordinador del Equipo de Derecho a la Ciudad y Territorio de nuestra corporación habló con Mutante y juntos definimos ocho herramientas básicas.

Tú, ¿cuáles añadirías?

#HablemosDeJóvenesYPolítica

Compártenos tu opinión