La pobreza, una problemática evidente

Según la Encuesta de Calidad de Vida de 2010[1], Medellín tiene una población cercana a los 2.343.049 de habitantes, lo que la convierte en la segunda ciudad más habitada de Colombia, después de Bogotá. De este total, 289.982 personas viven en estrato bajo bajo, 885.620 en estrato bajo, 689.029 en estrato medio bajo, 225.733 en estrato medio, 163.140 en estrato medio alto y 89.545 en estrato alto. De acuerdo con estos datos, un 79,59% de la población vive en estratos bajos y tan solo un 20,41% viven en estratos altos.

Pobreza

 

Comunas como Popular, Doce de Octubre, Villa Hermosa, San Javier y el corregimiento de Altavista poseen tasas de desempleo cercanas al 20% (Personería de Medellín). Fotografía: Con-Vivamos

Siguiendo los datos presentados por la ECV 2010, La Zona Nororiental tiene una población total de 549.873 personas, que representa el 23,47% de la población de la ciudad. En la Zona, la mayoría de las personas se ubican en estratos bajo bajo, bajos y medios bajos. Tan solo 1.757 personas se ubican en estratos medios. A su vez, en la Comuna 1 Popular, la población total es de 126.887 personas, esto es, un 5,42% del total de Medellín. De estas personas, 45.017 se encuentran en estrato Bajo Bajo y 81.870 en bajo.

Las cifras anteriores, aunque solo se refieren al número de habitantes y estrato socioeconómico de la vivienda, reflejan que la pobreza y la concentración de la riqueza son dos de las principales problemáticas que afectan la ciudad. Igualmente evidencian que la pobreza se encuentra territorializada en los sectores populares de la ciudad, siendo la Comuna 1 Popular, después de las Comunas 13 y 8, uno de los territorios que presenta más afectación.

Uno de los datos que puede ejemplificar esta situación es que la población más afectada por el desempleo son las personas más pobres de la ciudad. “Comunas como Popular, Doce de Octubre, Villa Hermosa, San Javier y el corregimiento de Altavista poseen tasas de desempleo cercanas al 20%, mientras que las comunas de Laureles y Poblado no alcanzan el 5%, esta realidad señala una diferencia de 15 puntos porcentuales en la TD al interior de la misma ciudad. La zona noroccidental y la nororiental son las más afectadas, allí cerca del 50% de los jóvenes en edades entre los 18 y 25 años se encuentran sin trabajo”[2].

Al respecto se ha dicho que “en el año 2009 el coeficiente de GINI, que mide la concentración de la riqueza en una sociedad, se calculó para la ciudad en 0.566, siendo identificada como la sociedad con mayor concentración de la riqueza de las 13 áreas metropolitanas del País”[3]. La pobreza es una problemática estructural, por lo cual se requiere de avances en diferentes ámbitos socio-políticos para su abordaje y tratamiento. En aspectos como la calidad de vida, el empleo, la salud, la educación, la vivienda y los servicios públicos se pueden observar mejorías, en gran parte debido a las políticas establecidas por los últimos gobiernos y a la labor que adelantan las organizaciones sociales y comunitarias en los territorios; no obstante prevalecen amplios márgenes de miseria, inequidad y exclusión.

De acuerdo con la Personería de Medellín, “El Índice de Cali­dad de vida (ICV) tuvo una ligera mejoría: en 2004 fue de 82,20 y en 2010, de 83,30. La comuna 1 Popular fue la que tuvo un mayor crecimiento, lo mismo que la inversión per cápita por parte del municipio”. Sin embargo, según el DANE para el 2010, se tuvo una tasa de informalidad del 48,4%, que evidencia que existe gran parte de la población que no cuenta con un ingreso básico que permita el cubrimiento de necesidades y la garantía de una seguridad social.

En campos como la educación “En 2005 el 11,5% de la población no tenía ningún nivel educativo y en 2010 este porcentaje se redujo a 7,8%”[4]. En Salud se presentó “un aumento paulatino en la cobertura del Régimen Subsidiado, aunque continúan 140.000 personas sin ningún tipo de aseguramiento”[5]. En vivienda, a septiembre de 2011, el municipio otorgó subsidio de vivienda a un total de 15.129 familias, para un El déficit cuantitativo que se estima en más de 35.000 unidades habitacionales[6].

Por otra parte, “en los últimos tres años, la muni­cipalidad implementó el Programa Litros de Amor que suministra a la población un mínimo vital de agua potable. El programa está llegando hoy a 32.813 hogares, 141.739 perso­nas y 30.745 viviendas. Las comunas más beneficiadas son: la 13 (San Ja­vier), la 1 (Popular) y la 8 (Villa Hermosa)”. Empero, en lo que respecta a Servicios Públicos Domiciliarios “Los suscriptores morosos o desconectados (…) a junio 30 de 2011, según datos suministrados por Empresas Públicas de Medellín (EPM), ascienden a 21.240 en agua potable, 24.427 suscriptores de energía eléctrica y a 8.504 en el suministro de gas. (…) La población residencial morosa se concentra en los sectores más pobres, estratos 1, 2 y 3, frente a la cual EPM podría garantizar la cobertura en servicios públicos domiciliarios, teniendo en cuenta sus altas utilidades”[7].


 

[1] ALCALDÍA DE MEDELLÍN. Departamento Administrativo de Planeación. Encuesta de Calidad de Vida. 2010. Disponible en internet:
http://www.medellin.gov.co/irj/portal/ciudadanos?NavigationTarget=navurl://6d39e618cf27dc5d27abf891c0a35b4a
[2] PERSONERÍA DE MEDELLÍN. Op, Cit.
[3] DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO NACIONAL DE ESTADISTICA, DEPARTAMENTO NACIONAL DE PLANEACIÓN. Misión para el Empalme de las Series de Empleo, Pobreza y Desigualdad. Resultados cifras de pobreza, indigencia y desigualdad 2009. Bogotá, 2010. Disponible en internet:
http://www.dnp.gov.co/LinkClick.aspx?fileticket=ltogs6K6cUQ%3D&tabid=337
[4] ALCALDÍA DE MEDELLÍN. Departamento Administrativo de Planeación. Encuesta de Calidad de Vida. 2010. Op, Cit.
[5] PERSONERÍA DE MEDELLÍN. Op, Cit.
[6] Ibídem.
[7] Ibídem.

Leave a Reply