Desde el programa para la Defensa y Transformación Social del Territorio de la Corporación Con-Vivamos, se está realizando la Escuela Territorial de Ladera 2018, enfocada en la construcción de propuestas comunitarias y la interlocución con entes públicos en beneficio del desarrollo local y el mejoramiento de las condiciones de vida de quienes habitan los sectores populares en Medellín.

¿Las comunidades pueden participar en las decisiones frente a las reformas de sus territorios? Esta es una de las inquietudes que habitantes de la Ladera Nororiental de las comunas 1 Popular, 3 Manrique y 8 Villa Hermosa, están abordando en la Escuela Territorial de Ladera 2018.

Desde este espacio formativo, para la construcción colectiva de propuestas y la movilización para la incidencia, se están desarrollando tres módulos formativos: El primero tiene el nombre de Jairo Maya, donde se abordan temas sobre el Mejoramiento Integral de Barrios de Ladera; el segundo Silvio Salazar Martínez sobre gestión comunitaria de riesgo y el tercer módulo Ana Fabricia Córdoba, con temáticas sobre la permanencia en el territorio y reparación colectiva de víctimas y memoria.

Verónica Rodríguez Sánchez, habitante de Carpinelo I y participante, expresa que: “Esta Escuela nos está permitiendo ampliar el conocimiento acerca de estos territorios que hemos construido y luchado. Tenemos el derecho de habitarlo aunque nos vemos en amenaza de ser desplazados por el modelo de desarrollo que tiene la ciudad, que va muy en contravía con el modo de desarrollo que queremos los habitantes.”

Por su parte, Martha Elena Ardila del Comité de defensa y Transformación Territorial Carpinelo II comparte que: “Lo que queremos principalmente es afianzarnos en el conocimiento para ayudar a los vecinos y dentro de mi territorio, porque al igual que muchas personas a mí no me gustaría ser desalojada.”

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT), el Macroproyecto Borde Urbano Rural Nororiental (BUR-Nor), el plan Municipal de gestión de riesgo de desastre, el mejoramiento barrial y los planes de regularización y legalización urbanística, también son temas de debate durante los encuentros, cuya metodología se basa en la educación popular, recorridos territoriales, el intercambio de saberes y la construcción colectiva de conocimiento, para la generación de propuestas.

Verónica opina que: “Nosotros y nosotras que habitamos en este territorio sabemos qué queremos, y no queremos que nos desplacen, que las cosas se nos impongan, que las cosas sean traídas desde afuera, sino que todo esto del modelo de desarrollo sea creado con nosotros y nosotras los habitantes de las comunidades (…) Nuestros territorios son de nosotros, los hemos construido y nos sentimos parte del mismo.”

“Lo que buscamos con esto es que, cuando se hable de un mejoramiento integral del barrio, también se tenga en cuenta la gestión del riesgo de desastres como tal. Que la comunidad y a todos en general nos enseñen qué es, cómo mitigar y manejar el riesgo.” Agrega Martha Elena.

Desde Con-Vivamos esperamos que la Escuela Territorial de Ladera 2018 siga aportando a la construcción colectiva de propuestas alternativas para la ciudad, desde la incidencia en la agenda pública del ordenamiento territorial y la planeación del desarrollo de Medellín, como una apuesta por la construcción colectiva de lo público, la materialización de Derechos Humanos, la reivindicación del derecho a la ciudad y por la vida digna en los barrios de ladera.

¡Porque somos territorio y esta ciudad también es nuestra!

Compártenos tu opinión