Es un espacio sanador desde la palabra, la re-significación y la participación, donde se promueve el reconocimiento de los Derechos Humanos de las mujeres, generando un espacio donde el autocuidado es una manera de encontrarse consigo mismas. Es un espacio para encontrarse con las historias, los sueños y las posibilidades que otras han ido tejiendo a lo largo de la vida.

Mediante actividades lúdicas, el dibujo, la activación de los sentidos y la lectura de historias que reflejan la realidad de las mujeres, se promueven debates y la construcción conjunta de reflexiones sobre el empoderamiento y quehacer de ellas en sus entornos cotidianos: el hogar, la familia, el trabajo. Además, el proceso también promueve la prevención de las violencias.

Esta propuesta de acompañamiento psicosocial inició hace 3 años. Brinda herramientas y genera espacios para que las mujeres se unan y liberen de las constantes cargas mentales y preocupaciones que tiene, a través de experiencias que permiten entender que lo físico y lo interno necesitan ser nutrido, cuidado y atendido.

Laura Álvarez, participante de Sanándome compartió que: “Tuve un encuentro conmigo misma, con las historias vividas En un ejercicio de sanación al cuerpo y mente que a veces se ven afectados por memorias dolorosas.”

Cada encuentro se convierte en una experiencia única, en donde la ambientación con aceites, cascabeles, esencias, flores, frutas, plumas, velones y tambores que permite a las mujeres potenciar valores y actitudes enfocados al reconocimiento, el autocuidado, la sanación, el compromiso del vivir y el tejido.

Actualmente es considerada una de las experiencias más significativas, que ha permitido continuar inspirando nuestro quehacer como Organización, con el compromiso de descentralizar la actividad y poder llegar a otros territorios de la zona nororiental y la ciudad de Medellín.

La invitación está abierta el último viernes de cada mes. En el Centro Comunitario Mario Montoya de 2:00 p.m. a 5:00 p.m., para todas las mujeres jóvenes y adultas que quieran vivir esta experiencia de encuentro que sana.

Compártenos tu opinión